jueves, 1 de noviembre de 2012

Egoísmo y atención



Hace unas horas escuchaba un podcast llamado Score, en su edición #48.
En este podcast Daniel Mastreta menciona que no somos nadie para exigir cuando no producimos, incluyendo el amor de pareja. No podemos dejar ir a la gente que nos ama pensando que somos merecedores de que aparezca en nuestras vidas alguien que nos ofrezca más que amor, no somos quien para respaldar una idea tan egoísta.

Tuve que pausar la grabación para reflexionar acerca de su comentario, permanecí varios minutos analizando la situación con mis audífinos puestos y aún un poco confundido llegué a una conclusión no muy diferente.
Las personas, por personas que somos tenemos necesidad de atención. Factores como la educación o el autoestima pueden alterar esta necesidad, sin embargo el deseo sigue siendo natural.

Cuando este deseo se ve respaldado por una egoísta idea de superioridad es que surge el pensamiento de "merezco alguien mejor", que es un pensamiento que en algún momento se hace presente en los seres humanos que viven una relación de pareja. Mastreta mencionaba la idea de "alguien mejor" refiriéndose a alguien que ofreciera más que solo amor, sin embargo dicho deseo puede referirse en las personas (dependiendo su situación) a un "merezco alguien que me de más dinero", "merezco alguien que me de más atención", "merezco alguien que me de más tiempo", etc.

Dependiendo de la necesidad de la persona tiende a ser la ramificación del deseo egoísta. Si vives una relación de pareja en donde la principal oportunidad de mejora recae en el amor, el deseo egoísta de atención será abanderado con la frase "merezco alguien que me ame más". Cuando la oportunidad de mejora en la vida en pareja recae en el sexo, el deseo egoísta de atención será recurrido bajo la frase "merezco alguien que me de mejor sexo", y así en cada situación.

No dudo que habrá casos de pareja en donde de plano haya carencias muy grandes que lleven a la persona a buscar un nuevo compañero(a), lo cual es muy válido siempre y cuando se platique primero con la pareja exponiendo las necesidades no cubiertas., lo mejor es sentarse, ser sinceros y decir "necesito ser atendido mejor en X o Y aspecto".

Pero cuando somos alguien que no producimos en la relación de pareja o no producimos lo suficiente para lograr estabilidad, el deseo de sentirse merecedor de alguien mejor pierde validez.

Veámoslo desde un punto de vista más sencillo.

Todos buscamos una mejor oportunidad laboral, ya sea con un mejor sueldo, con un mejor horario o algo que nos coloque en una mejor situación que la que vivimos todos los días, y esta búsqueda es algo muy natural en los trabajadores. Sin embargo, sería conveniente sincerarnos y analizar si el esfuerzo y dedicación que estamos haciendo en nuestro actual empleo es o no congruente con el sueldo o las condiciones laborales en las que me desempeño y con mi deseo por conseguir un mejor empleo.
Si mi esfuerzo no se ve reflejado en una necesidad cubierta, lo mejor es hablar con mi jefe y decirle "oye, mi necesidad no está cubierta a pesar del esfuezo", y entonces, y solo entonces, si no hay una respuesta positiva para cubrir la necesidad es que se busca "algo mejor" en otra empresa.
Caso contrario, lamentablemente vivimos en un mundo donde los trabajadores buscan el trabajar (esforzarse) menos y obtener más, a veces dentro del mismo empleo o si es necesario en una empresa "mejor", no el esforzarse más para obtener más, si no el esforzarse poco o nada para lograr cada vez más.

Volviendo a la situación de pareja, el caso es el mismo. Las personas tienden a buscar egoístamente un cada vez mejor bien propio a cambio de un cada vez menor esfuerzo.
La vida en pareja tiene sus altibajos sin excepción, y es en los bajos cuando recurrentemente nos desplazamos al pensamiento de "merezco alguien mejor". Pero sería conveniente ponernos a pensar hasta que punto soy responsable del momento bajo, hasta que punto estoy siendo egoísta al pensar en la posibilidad de abandono, y hasta que punto mi máximo esfuerzo me tiene en un momento bajo por estar ligado a alguien con un esfuerzo limitado.

Daniel Mastreta dice "oye! esa persona te ama y tú quieres buscar alguien mejor?".
Yo digo "oye! esa persona te ama, y tú ya te has puesto a pensar si has hecho lo suficiente, antes de buscar a alguien mejor?"
Publicar un comentario